sobrelatierra

sobrelatierra el hombre deja sus huellas. Son de todo tipo. Un reflejo y consecuencia de lo que hace con el planeta y todo lo que en él se encuentra.
Nuestra presencia como inquilinos se hace evidente cuando miramos la historia natural y humana con una escala de unos pocos miles de años y no de decenas, como mucho, en la que nos sentimos más cómodos, simplemente porque esa es la duración normal de nuestro contrato individual.
Bajo una perspectiva más acorde con la historia natural del planeta nuestras marcas, aquellas señales de las que solemos vanagloriarnos, se ven borrosas o han desaparecido casi por completo. Más aún cuando las comparamos con las huellas que la propia naturaleza existente, bajoelagua y enelaire, es capaz de crear en ella. Esos pequeñísimos animalitos que forman el coral originan las bellísimas islas en las que algunos afortunados seres extienden su existencia.
El cráter de Chicxulub en Yucatán creado por el impacto del meteorito que se cree causó, hace 65 millones de años la extinción de los dinosaurios, todavía puede verse bajoelagua.
Nuestras más antiguas y orgullosas construcciones en unos pocos miles de años podrían desaparecer de no hacer esfuerzos considerables y sostenidos para preservarlas. El planeta, que dispone de un tiempo inimaginable, borra los residuos de su presencia como si de una mota de polvo sobre un estanque de agua se tratase.
El orgullo, la soberbia y la ignorancia que son nuestra marca de identidad solo muestran su capacidad para acortar la duración de nuestro inquilinato. Lamentablemente, otros seres vivientes que habitan
sobrelatierra, bajoelagua y enelaire, pagan con su extinción las consecuencias de esas marcas de la especie humana.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Biodiversidad

Dialoga con el biólogo Robert Balbaut. Entrevista Por Eduardo Febbro
4 de diciembre de 2010

"La destrucción de la biodiversidad tiene las
mismas causas que la degradación social"

Robert Balbaut
El concepto central de la biología moderna de poblaciones es el de biodiversidad.Este concepto se refiere al conjunto de especies interrelacionadas que pueblan un hábitat determinado. Para Balbaut representa "el tejido viviente del planeta" que incluye al ser humano, junto con la totalidad de las especies existentes. Específicamente Balbaut centró su atención en la interacción de este tejido con las sociedades humanas, la evolución de ellas implica una destrucción programada de la biodiversidad.
Balbaut resalta una evidencia no siempre destacada por la ecología política: “nuestra existencia se funda sobre los sistemas vivientes”, todo lo que consumimos “proviene de los seres vivos”, afirma.
Algunas definiciones esclarecedoras de Balbaut, para pensarlas:

"La biodiversidad es un espejo, es un problema de la sociedad humana y no sólo de los seres vivos, que pueden prescindir de nosotros"

"El modo de desarrollo económico está gobernado por una especie, la humana, que se ha desarrollado a un paso acelerado y que, para vivir, requiere constantes recursos. El sistema económico dominante hizo perder de vista la noción según la cual nuestra existencia se funda sobre los sistemas vivientes"

"...en la historia del pensamiento ecológico...encontré un reflejo de la sociedad industrial, es decir, el concepto de competencia por encima de todo, la relación comedor/comido." y "Sin embargo, en la historia de los seres vivos, la cooperación y las interacciones positivas entre individuos de la misma especie y de especies diferentes son fundamentales, tanto más cuanto que constituyen la fuente de la diversidad y de la vida en la Tierra."...".la agricultura no es otra cosa que una relación de cooperación entre el Homo Sapiens, las plantas y los animales que hemos domesticado."

"Se inventó el concepto de desarrollo sostenible, pero tengo la impresión que esa idea feliz se limita a una suerte de marca, de etiqueta, de sello carente de beneficios."..."Pasar de un sistema de desarrollo como el nuestro, totalmente depredador, a otro más racional, necesitará tiempo.".."el problema que se plantea es que es casi imposible hablar de decrecimiento. No se acepta la idea de que el crecimiento no puede ser eterno"
"...todo sigue igual porque las referencias son estrictamente económicas y ese modo de desarrollo económico no toma en cuenta los estragos que se ocasionan. ¡Muy por el contrario, los estragos están incluidos en el crecimiento! Cuanto más se destruye, más se aumenta el PIB."

"Las causas de la destrucción de la biodiversidad son las mismas que desencadenan la degradación social. Hacer como si fueran cosas distintas, como si los problemas de las especies fuesen secundarios y los problemas del desempleo una cosa de primer plano, no es pertinente: en realidad, la misma aplanadora que degrada la sociedad humana degrada el marco de vida de las sociedades humanas en todo el mundo."

"Pero lo más fundamental que ha ocurrido es que el ser humano se cortó del resto de los seres vivos. Se descompuso la trilogía judeo cristiana: Dios, el hombre y la naturaleza."

"....de forma progresiva, la ecología fue monopolizada por los naturalistas. Se empezó a hablar de las poblaciones animales y vegetales, de los ecosistemas, como si el hombre no tuviera nada que ver. De hecho, se puso al ser humano de costado."

Balbaut concluye: "Estados Unidos es hoy uno de los grandes, grandes problemas, es uno de los responsables más decisivos de la situación actual. Hay algo muy perverso en el sistema norteamericano: por un lado está la imagen de libertad total, de imperio del bien. Pero no es así. Cuando analizamos el resultado de la cumbre de Copenhague, la culpa del fracaso no la tienen ni China ni la India. La situación a la que llegamos hoy la produjo la sociedad occidental. Hemos, por ejemplo, depredado muchos países. Pero el éxito de la sociedad occidental se forjó con el tributo oscuro que pagaron los esclavos, la trata de seres humanos, la expoliación. El saqueo de los recursos del mundo entero hizo nuestra riqueza pero hoy nos conduce a constatar que hasta el clima se degrada. Los responsables somos entonces nosotros. Si fuésemos responsables no diríamos que la culpa la tienen los chinos o la India porque quieren imitarnos. Habría que decir: pecamos en exceso y, ahora, debemos sanear la situación. Lamentablemente no se procedió así y vamos a perder 30 años. Occidente perdió una oportunidad. Todo esto es consecuencia del culto al individualismo que nos lleva a perder de vista una noción esencial: en las sociedades humanas, lo más importante es lo social, incluso en la economía. Sin la dimensión social el hombre no existiría."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada